2P.02 Medición de temperatura y humedad relativa

Protocolos relacionados : 2P.03

DESCRIPCIÓN

La medición de la temperatura y la humedad relativa es determinante para la toma de decisiones en espacios afectados por humedades o por una ventilación deficiente. El uso de equipos portátiles facilita la toma de estas medidas y la comparación de los valores correspondientes a los lugares estudiados y a sus zonas adyacentes. Se requiere llevar a cabo la toma de datos sin la presencia de público para no enmascarar los resultados.

PALABRAS CLAVE
Humedad / relativa / temperatura / termohigrómetro

OBJETIVOS
Describir el uso de un termohigrómetro y la obtención de resultados.

A. PREPARACIÓN DEL EQUIPO
Colocar la sonda termohigrométrica para efectuar la medición ambiental. No tocarla con los dedos. Esperar entre 5 y 10 minutos para que la sonda se aclimate al ambiente.

Termohigrómetro Humytester 993B.

B. PLANIFICACIÓN
Las mediciones deben programarse en el interior del espacio objeto de estudio de manera uniforme, concretamente en su centro y paredes envolventes, a unos 40 o 50 cm de separación de las mismas. En todos los casos, se aconseja mantener una distancia adecuada.

El número de puntos dependerá de la forma y superficie de la estancia. Debe tenerse en cuenta la orientación. Ejemplo: el norte es más frío y húmedo. Se puede usar una brújula en caso necesario.

Cuando se produzcan variaciones grandes en los resultados obtenidos, es necesario crear una cuadrícula de 1×1 m, o 2×2 m, para la toma sistemática de datos.

Repetir el proceso en los espacios restantes a estudiar. Debe realizarse siempre una medición en el exterior del inmueble para controlar la temperatura y humedad relativa del ambiente.

C. MEDICIÓN
Debe realizarse siempre en la misma postura, con la sonda separada del cuerpo y, aproximadamente, a 1,5 m de altura. Se requiere que todas las puertas y ventanas se encuentren en idéntico estado, es decir, abiertas o cerradas mientras se produce la medición. Este hecho permite comprobar la posible existencia de corrientes de aire.

Repetir el proceso de toma de datos durante varios días, siempre a la misma hora y, a ser posible, en las mismas condiciones. Comparar los resultados obtenidos con los que aporten otras medidas realizadas en el exterior.

D. INTERPRETACIÓN DE LOS DATOS
Representar los datos obtenidos en una gráfica situando los puntos de medición en la planimetría siempre que sea posible. Posteriormente, se pueden comparar los datos exteriores con los aportados por las estaciones meteorológicas de fiabilidad contrastada (Ejemplo: AEMET).

Gráfico en el que se reflejan los datos de las mediciones realizadas en la Sala de Exposiciones III del Palacio de la Madraza de Granada. Los datos se comparan con la media mensual normal que presenta la ciudad, según la AEMET

Utilizar los datos obtenidos en la medición para obtener conclusiones que ayuden a determinar las posibles causas del problema y a localizar su ubicación.